El Sonorama nunca falla.

 E.A.A.20/08/2015 Sonorama

El Sonorama es sin duda un festival diferente a otros. Se trata de uno de los festivales que más tiempo se llevan celebrando en España (18 años ya) pero a pesar de su mayoría de edad no pierde calidad ni deja de innovar. La organización está continuamente pensando en  sorprender y siempre deja encantados a todos los asistentes que año a año repiten cita en Aranda de Duero. Para muchos de ellos Sonorama es una cita obligada de cada verano.

 

Miércoles 12 de agosto.

Sonorama empezó en el recinto del camping el miércoles 12 con la fiesta de bienvenida que incluía las actuaciones de Jimmy Barnatan, Club del Río y Aerolíneas Federales. Estas actuaciones se celebraron en un ambiente festivo y rodeados de minions, princesas, animadoras y piratas ya que a la vez se celebraba en el camping la ya tradicional fiesta de disfraces.

Y concluyó con la actuación final sorpresa de Correos quienes a parte de sus temas nuevos como “Rubicón” y no tan nuevos como “Canción de cuna” incluyeron en su repertorio una versión de la Habitación Roja y aquella canción que triunfase en la plaza del Trigo durante su actuación de 2014 y no fue otra que “Bailar Pegados” de Sergio Dalma.

Para terminar la jornada los humoristas Quequé y Miguel Martín ejercieron de jueces de honor del concurso de disfraces.

Después, muchos fueron los que aún seguían con ganas de fiesta y fuerona la plaza de la Sal a terminar la fiesta a ritmo de diferentes DJs.


Jueves 13 de agosto.

Fue el jueves por la mañana cuando arrancó el Sonorama de verdad con sus conciertos en la ya mítica plaza del Trigo y las también conocidas plaza de la Sal y plaza del Rollo y sus Vermut Sessions en tres de los Pubs más conocidos de Aranda.

Abrieron la plaza del Trigo este año Los Nastys, Analogyc y Nunatak, donde se escuchó por primera vez este año el ya clásico en Aranda “¡Escenario principal!” cuando interpretaron una versión de “Mi gran noche” de Raphael.
En el autobús de Red Bull situado en la Plaza de la Sal vimos al que fue el ganador del concurso Talento Ribera para este Sonorama Bye Bye Lullaby.       


Comimos rápidamente y rumbo al recinto donde nos esperaban Sexy Zebras. A pesar de la temprana hora para ellos parecían encantados de tocar en el Recinto Ferial tras su paso por la plaza del Trigo de 2014. Eso sí que fue inaugurar el recinto con mucha caña y fuerza.

Toundra llenaba con su música el escenario principal pero nosotros nos fuimos a ver a Lucia Scansetti en el escenario pequeño, Burgos Origen y Destino, (la gran novedad de este año en el recinto, sustituyendo a la carpa que tantos años ocupó ese sitio). Teníamos muchas ganas de ver a esta madrileña ya que aunque coincidimos en algunos festivales más, siempre la ponen a unas horas complicadas a la pobre. Voz dulce, sincera y siempre al piano. Sin duda un fuerte contraste después de los Zebras.

Tras ella Lichis en el escenario Castilla y León y Marlango en el Escenario principal dieron paso a una serie de conciertos para que podemos definir para el recuerdo de los más nostálgicos.

Primero con Australian Blonde encabezados por Francisco Nixon y Roberto Nicieza, quien nos llevó a nuestra adolescencia con un concierto que no podían finalizar de otra manera que con su mítico “Chup Chup”.

Y después era el turno de Morente Vive. Casi dos horas de espectáculo dedicado a la Memoria de Enrique Morente que fue interpretado por sus herederos naturales y musicales familia Morente (José Enrique, Soleá y Estrella), Antonio Arias (Lagartija Nick) y los Evangelistas entre otros. Un concierto que quedó muy flamenco, por lo menos los primeros 70 minutos y que gustó mucho a unos y menos a otros.

Prueba de esta división de opiniones entre la mayoría de asistentes eran los muchos que antes de la medianoche estaban a la espera de ver a Los Toreros Muertos en el escenario Castilla y León.

Concierto que empezó con más o menos media hora de retraso debido a que se alargó mucho el anterior y que también atrajo a mucho nostálgico del grupo. Pablo Carbonel y los suyos dieron el toque de color y divertido en el escenario donde no fallaron a los que esperaban sus clásicos “Manolito” o “Mi agüita amarilla”.

Dorian se presentaron con mucha ilusión en este festival que tanto aprecian y que tantas veces les ha visto (últimamente todos los últimos años impares) durante sus “10 años y un día”. Fue su concierto tantas veces repetido este verano, acompañados de su cuarteto de cuerda, y que dejó muy buen sabor de boca entre el público sonorámico.

Nuevo cambio de registro para ver a un grupo también muy querido en el Sonorama como son Dinero en el escenario Castilla y León.

La Habitación Roja nos presentó una sucesión de grandes éxitos para celebrar su 20 años sobre los escenarios hasta finalizar con “La moneda en el aire”.
Tuvo Jorge un descuido (o no) al finalizar su concierto con un “mañana nos vemos” que reventó la esperada sorpresa de la plaza del Trigo.

Y para terminar la jornada nos fuimos a ver a un grupo al que teníamos muchas ganas y no nos defraudó, Monarchy.
Elaborada puesta en escena para un ritmo electro-pop que cerró la jornada pasadas las 5 de la mañana haciéndonos bailar a los muchos que aún aguantábamos y queríamos más música a esas horas.


Viernes 14 de agosto.

El segundo día de festival arrancaba como el anterior con las citas ineludibles en las plazas del centro de Aranda.

Jacobo Serra inició la jornada en el escenario de la plaza del Trigo seguido de los jovencísimos Belize a los que seguiremos muy de cerca porque tienen mucho presente y mucho más futuro.

Tras ellos llegó Full. Quizás unos de los más esperados este año y no defraudaron. Hicieron saltar a la plaza desde el principio arrancando su concierto con “Distinos” y más tarde regalaron al público un sorpresa interpretando “Adiós” con Sean Frutos de Second.
La plaza que ha visto nacer y crecer a tantos grupos y nombres tan conocidos como Izal, Second o los mismísimos Vetusta Morla ha visto en este 2015 la consagración de Full.

Y por último pasadas las 3 de la tarde aparecían sobre el escenario como “sorpresa” La Habitación Roja. Se les vio disfrutar sobre el escenario como pocas veces en 20 años según reconocieron ellos mismos después. Hicieron un concierto lleno de versiones conocidas por todo el público de The Cure, Joy Division, Rem, Oasis, ACDC y finalizando con su ya himno “Ayer”.

Aún pasadas las 5 y media de la tarde diferentes DJs mantenían llenas de festivaleros las plazas del Rollo y de la Sal con todos aquellos valientes para los que echarse la siesta no es una opción y no querían perderse ni un segundo de festival.

 

Ese día la idea era intentar ver a DePedro en el espacio  Meetin Arts - Leãozinho  pero sucumbimos a un rato de descanso y tranquilidad y llegamos al recinto justo para ver al plato fuerte de la noche, Supersubmarina.

Los de Baeza volvían a un festival al que tienen mucho cariño porque prácticamente les vio nacer como grupo y años después les consagró (si no lo estaban ya) con aquella mítica actuación de la plaza del Trigo de 2013. Un concierto “Eléctrico” como el que nos tienen ya acostumbrados pero que no defraudó a los muchos que se congregaban para verlos delante del principal y donde no faltaron sus grandes temas como “Viento de Cara”, “Kevin Mcallister” o “Arena y Sal”.

Después rápidos a ver a un grupo que nos encanta, La M.O.D.A. (La Maravillosa Orquesta del Alcohol). Puede que por jugar (casi) en casa al ser de Burgos tuvieran a muchos incondicionales viéndoles y aplaudiendo tras cada canción pero toda la gente que estaba viéndoles en el escenario Castilla y León quedó encantada con la actuación de estos chicos.

Si no los conocéis se trata de una banda folk rock formado por chicos muy jóvenes, que sólo tienen 2 álbumes publicados pero que este verano llevan una extensa gira a sus espaldas y que sin duda con actuaciones como la del sábado tienen mucho futuro por delante.
Si Sonorama algún año les deja un día de festival tocar en la plaza del Trigo pueden liarla muy gorda…

Acabó la noche (para nosotros) con una de las actuaciones más esperadas por los más electrónico y alternativos, los belgas 2ManyDj con quienes nos retiramos a casa que aún queda un día de festival por delante.

 


Sábado 15 de agosto.

Empezamos la jornada en la plaza del Trigo a la que llegamos un poco tarde. Lo justo para ver el final de Señores y a Rufus T.Firefly. Se trata de una banda con un sonido diferentes a cualquier otra del panorama actual y que sorprendieron a más de uno que no les conocía, principalmente con “El problemático Winston Smith”. Otros que consiguieron arrancar gritos en la plaza de “¡Escenario principal!”.

Antes del final de Rufus era literalmente IMPOSIBLE moverse ni para adelante ni para atrás ya que no cabía ni un alma en la plaza. Pero a nadie le importaron los pequeños empujones cuando Javier Ajenjo, director del festival, anunció una sorpresa gracias a la causa benéfica del proyecto Leãozinho, por muy pocos sabida.

En el escenario hacían pruebas de sonido unos chicos a quienes casi nadie conocían y que fueron presentados finalmente. Se trataba de la banda de Ángel Carmona de Radio 3. Miradas de extrañeza entre el público que no entendían mucho el tipo de sorpresa. Hasta que finalmente fué presentado un concierto lleno de colaboraciones que a cada cual mejor.

Xoel López fue el primero en saltar al escenario a interpretar Turnedo de Iván Ferreiro; Pucho, de Vetusta Morla, interpretó el Ser Brigada de León Benavente; después turno de Zahara quién nos deleitó con Que no, de Deluxe; John Franks, de Smile cantó la versión de On my mind, de The Sunday Drivers; Ángel Stanich reventó la plaza del Trigo a ritmo de Mi realidad, de Lori Meyers y Marc Ros, de Sidonie, llevó a la catarsis final con el John Boy de Love of Lesbian.


Desde que se subiera a cantar por sorpresa el día de su cumpleaños Xoel López en aquel domingo del Sonorama  de 2012 al organización nos había muy mal acostumbrado a estos conciertos sorpresa y cada año parecían superarse. Pero lo de este sábado 15 de agosto creemos muy, muy difícil de superar. ¡Gracias a todos los que lo hicieron posible!

Una tracklist para el recuerdo

Momento de comer algo y recuperar fuerzas para pasar la sobremesa en la plaza de la Sal a ritmo de J.M. and J.A. Sounds Dj´s, dos chicos que llevan los últimos años llenando la plaza los sábados al mediodía y que se están convirtiendo en una tradición de paso obligado del Sonorama para muchos.

 

No hubo siesta el sábado y pusimos rumbo al recinto porque queríamos ver a Zahara quién no nos defraudó. Arrolladora en el escenario y debajo del mismo ya que se bajó a cantar y bailar junto al público uno de sus temas.

Ver el acústico de Mikel Izal en el espacio Meetin Arts de Leãozinho  fue literalmente un imposible y sólo unos pocos lo consiguieron. Casi seguro que si hubiesen sentado en una silla a Mikel con su guitarra en el escenario principal lo había llenado igualmente.

Anna Calvi;  presencia elegante y aplastante sobre el escenario la de esta británica que a diferencia de otros muchos suena igual (mejor diría yo) en directo que grabado. ¡Menuda voz y qué buena es con la guitarra! Nos puso la piel de gallina con su “Suddenly” o con su final espectacular con “Jezebel”.

El momento más esperado y de más público en este festival fue sin duda el concierto de Vetusta Morla. Los más esperados no defraudaron a sus seguidores con su espectáculo serio  y prácticamente sin pausa. Acompañados por un juego de luces espectacular hicieron cantar y bailar al público durante unos 80 minutos desde “La deriva” hasta “Los días raros”. Éxito seguro allá donde van pero que se han ganado con máximo merecimiento después de tantos años haciéndolo tan bien. Otro de los hijos pródigos de Sonorama a los que en Aranda esperan ver de vuelta lo antes posible.

 

Hora elegida por muchos, muchísimos, para cenar y reponer fuerzas lo que generó largas colas y esperas en y esperas en cualquier puesto de comida y nos hizo perdernos a Newman en el escenario Castilla y León y llegar justos a ver el comienzo del concierto de Sidonie en el escenario principal.

Marc, Jesús y Axel salieron al escenario vestidos casi como para ir a la playa en lo que anunciaba al público que tenía una fiesta por delante. Y eso es lo que fue la actuación que cerraba el escenario principal por este 2015. Hicieron disfrutar y saltar al público con un amplio repaso de su carrera con temas como “Estáis ahí”, “El incendio”, “Sierra y Canadá” . Y si, Marc se volvió a atrever a ser paseado en hombros al ritmo de “Un día de Mierda”.

Carlos Jean primero y Second DJs después, cerraban el festival pasadas las 7 de la mañana con gran presencia de público en el recinto aún a esas horas.

Sin duda un acierto el de la organización hacer acabar el festival de esta manera y no pasadas las 3 de la mañana como hicieran en el Sonorama de 2014.

 

 

Y esto dio de sí un festival en el que no puedes verlo todo ni siendo un superhéroe. Son más de 100 nombres en el cartel, 3 escenarios para los conciertos de día más diferentes DJs, 3 escenarios por la noche más una carpa con actuaciones. En total más de 18 horas al día con programación continua. Conciertos de día memorables, impresionantes por la noche, camping cómodo y cercano al recinto del festival con todos los servicios, buna comida, buen vino, pero sobre todo muy buen rollo entre todos los asistentes.

¿Será por esto por lo que Sonorama gusta tanto y quien va repite?

Yo me apunto sin pensarlo a #SonoramaRibera2016

¡Por cierto que ya tiene fechas. Será del 10 al 14 de agosto de 2016!

 

 

 

 

 

Redacción: Indies.es
Fotografías: Jorge Citores/Celia Abejón/Indies.es







Buscar en nuestra base de datos


ÚLTIMAS PUBLICACIONES









El vídeo de la semana