Espíritu joven en el mapa de los festivales Españoles.

 E.A.A.09/04/2015 Sansan

En un mercado como es el de los festivales de música en España con un calendario tan colmado en el que ya coinciden dos o más festivales en un mismo fin de semana nació el año pasado el SanSan Festival en Gandía, Valencia.
Se trata de un proyecto ambicioso y a la vez arriesgado ya que depende de los caprichos del tiempo en Semana Santa, pero un proyecto que nació con muchas ganas y que ha crecido y mejorado notablemente en tan solo 2 ediciones de vida.

Y es que si tras la primera edición en 2014 la organización recibió numerosas y sonoras críticas, las han sabido encajar, escuchar y atender tras una intensa campaña en redes sociales y la mayoría han sido subsanadas en esta edición de 2015 dejando muy contentos y con ganas de repetir a la mayoría de los miles de asistentes que acudieron alguno o los cuatro días que conformaron el festival.

El cartel, 99% nacional y dividido en 4 días, uno más en su primera edición, está conformado por más de 80 nombres (sólo Sonorama lleva más nombres en su cartel). Se reparten en dos escenarios ubicados en un recinto el Wonderwall Music Resort de Gandía, algo apartado de la ciudad pero que reúne las condiciones necesarias para albergar un festival de esta envergadura.

Jueves 2 de abril

Empezamos la tarde y el festival con los donostiarras Correos, que llegaban al SanSan pocos días después de presentar su nuevo álbum “Rubicon”. Buen sonido, guitarras al mando y con saber estar en los escenarios. Este 2015 promete para esta banda. La pena fue que era de los primeros conciertos de la tarde y del festival y todavía la gente no había llegado al recinto o estaba acreditándose.

Tras los buenos conciertos de Belako y La Suite Bizarre, llegó el primer concierto que congregó a una buena cantidad de público, hablo de las Nancys Rubias. Bueno, más que concierto se puede definir como espectáculo de playback con baile, que sinceramente no nos parece que encajen en un festival de este tipo pero que como quedó comprobado a la gente no le disgustó del todo e incluso había muchos que cantaban con ellos las canciones ya que las conocían de programas de TV, anuncios, etc…

Descasamos un poco y volvimos al escenario principal. Turno ahora de Nacho Vegas que, aunque  acompañado como siempre con una banda de mucha calidad, le costó llegar a un público mayoritariamente joven que acudía estos primeros días a este SanSan Festival.

Quienes sí que conectaron con el público fueron Full que llenaron de música y público el escenario pequeño después. Con un muy buen sonido para ser su primer trabajo presentaron todo su repertorio de “Mi Primer Atraco” y algún tema nuevo dejando al público con ganas de más Full para el futuro. Si siguen así estos chicos en dos o tres ediciones seguro que les vemos a una hora más destacada y en el escenario principal.

Y llegó la noche y con ella los platos fuertes del día comenzando con Sidonie que salían al escenario con una enorme bandera de Canadá de fondo a presentar su “Sierra y Canadá”. Axel, Marc y Jesús se metieron al público en el bolsillo desde el primer tema llegando a la apoteosis cuando Marc fue llevado en hombros entre todo el público cantando “Un día de Mierda”.

Y mientras Jack KNife interpretaba en el escenario pequeño los temas de su “Need to Breed” la mayoría del público esperaba junto al escenario principal la salida del plato fuerte del día, Izal.

De estos chicos poco más se puede decir que no se haya dicho antes. Presentaron en Gandía un anticipo de lo que días después será su gran concierto hasta la fecha en Madrid. Tuvieron al público entregado desde el primer acorde. Mikel y el resto de la banda plantearon sobre el escenario hora y cuarto ininterrumpida que a todos se nos pasó volando. Fue un concierto serio pero a la vez eléctrico y divertido.

Sin acabar Izal, Smile empezaba su actuación en el escenario pequeño. Una pena porque seguro que su actuación habría atraído a mucha más gente si no hubiese coincidido con “la guapa del baile” como definieron a Izal. Smile es otra de esas bandas que está a las puertas de un empujón para pegar el pelotazo y colocarse en boca de todos los que aún no les conocen.

La noche siguió en el escenario principal con Dinero. Valor seguro en un festival y con un sonido diferente y muy cañero mantuvieron dando saltos pasadas las 3 y media de la mañana al numeroso público que aún quedaba en el recinto.

Poca gente ya para ver a Rufus T Firefly para nosotros el final de una larga tarde noche de conciertos. Una pena porque también se merecen más protagonismo, pero en un cartel tan poblado es dificil.


Viernes 3 de abril

El viernes empezó fuerte casi como acabó el jueves ya que a las 18:00 estábamos ya botando con los Sexys Zebras que presentaban sobre el escenario sin tapujos y sin camiseta como es habitual en ellos su “Hola, somos los putos Sexy Zebras”. Puro Rock a primera hora de la tarde para desperezar al personal.

Después nos tomamos un descanso hasta el momento de la actuación de Dorian que presentaban en directo sus “Diez años y un día”. Más melódico y tranquilo de lo habitual y acompañados de un violín, un chelo y una viola quizás gustaron a los incondicionales del grupo pero no acabo de llegar a los neófitos en Dorian.

Acabó el concierto con un vídeo felicitación por sus 10 años sobre los escenarios en el que pudimos ver muchas caras conocidas.

L.A., a quién no conocíamos nos dejó con la boca abierta. Él solito llena sin problemas el escenario. Y llegaron después al escenario pequeño Mucho quienes nunca decepcionan en directo.

Once de la noche y turno en el escenario principal para León Benavente. Es uno de esos grupos que cuantas más veces ves en directo más te gustan a pesar de que ya no llevan el cartel de grupo revelación que llevaron durante más de año y medio. Sin duda sus letras reivindicativas y valientes tienen parte de la culpa de su éxito.

Y salió Supersubmarina al escenario y llevó el Wonderwall al éxtasis con el concierto quizás más multitudinario del festival. Conectaron desde el principio con el público con los temas de su “Viento de Cara”, su cuidada escenografía y juego de luces de denostada calidad. No defraudaron. Como Izal, otro de los grupos con muchas tablas ya y aún con mucho futuro por delante.

La mayoría de la gente se tomó un respiro después y fueron pocos los que llegaron a ver a Bravo Fisher en el escenario pequeño.
Salió El Columpio Asesino al escenario principal y a pesar de ser más de las 3 de la mañana aún quedábamos muchos para verles interpretando tanto los temas de su nuevo “Ballenas muertas en San Sebastián” como sus grandes clásicos ya conocidos por todos incluido el mítico ya “Toro”.

Y nuestra noche acabó con el éxtasis de Elyella djs. Subidón en el recinto provocados por este “gorila” y la misteriosa dama del antifaz que con su electro-indie hicieron botar y bailar a los cientos que aún quedábamos allí pasadas las 5 de la mañana. Un final de día de conciertos así no debería faltar en ningún festival.


Sábado 4 de abril

El sábado se levantó gris y ligeramente lluvioso en Gandía lo que vació las playas pero no el Wonderwall que por tercera tarde presentó muy buena entrada para los conciertos que teníamos por delante.

Empezó nuestra tarde con Carlos Sadness quien presentaba en directo los temas de su “Idea Salvaje” junto con sus temas más clásicos. No mucha gente y un sonido “algo diferente” al sonido de estudio al que estamos acostumbrados.

Llegó el turno de Elefantes en el principal. Después de tanto tiempo sin noticias de ellos, desde que regresaron a los escenarios en el Sonorama 2014 aparecen en todos los festivales y eventos que pueden. Shuarma y los suyos siguen congregando a numerosos fieles con sus temas nuevos o aquel “Azul” que les puso en lo más allá por el 2001.

Angel Stanich con su característica barba y su “ Metralleta Joe” hizo que todo el público empezó a cantar y saltar sin parar en el escenario Master´s.

El segundo aniversario que se conmemora durante el festival es el de La Habitación Roja quienes celebran sus 20 años en la música con un disco recopilatorio en las tiendas y un montón de fechas confirmadas para este verano. Hicieron un concierto con todos sus grandes temas y que acabó con tarta de cumpleaños sobre el escenario entregada por Sansito.

Anni B Sweet les simultaneaba en el escenario pequeño con su sweet voz presentando “Chasing Illusions”. Interpretó también un tema junto a Noni de Lory Meyers.

Y mucha gente esperaba en el principal la salida de Second quienes no defraudaron a sus incondicionales. Una de esas bandas que siempre lo dan todo sobre el escenario y que en esta ocasión tuvieron la colaboración sobre el escenario de Alejandro Jordá,  batería de Izal que subió a acompañar a Fran en el tema “N.A.D.A”. También les acompañó Varry Brava (y Sansito) con un medley que ya han interpretado juntos en alguna ocasión de los temas “Rodamos” de Second y “No Gires” de Varry Brava que hizo bailar al público como  en pocos momentos del festival.

Hemos rescatado este momento de Youtube como el momentazo del festival en este video que subió el usuario Lola Llice:

La organización programó a las 0:00 en el escenario principal a Lori Meyers Dj´s Set. Un ¿experimento? que no tuvo mucha aceptación del público ya que al fin y al cabo se trató de unos DJs que pusieron música grabada en el “prime time” del festival

Y llegó el turno del único nombre internacional del cartel Kakkmaddafakka un concierto divertido y movido pero que no consiguió levantar mucho furor entre el público.

Quiénes sí que conectaron fueron murcianos Varry Brava. Estos chicos son otros que deberían ser fijos en todos los festivales ya que su música en directo y su espectáculo sobre el escenario es la mejor definición de un festival. 

Vinila Bon Bismark DJ en el escenario pequeño y los Zombie Kids en el grande cerraron la noche de este tercer día de festival cerca de las 7 de la mañana.


Domingo 5 de abril

El cartel de este último día era algo diferente a la de días anteriores en el festival. Para esta “jornada de mestizaje” en domingo ya eran muchos lo que se habían retirado a sus lugares de origen mientras que había parte del público había venido sólo a este día de festival. Quizás por esto la media de edad del público este último día parecía un poco mayor.

Llegamos algo tarde al recinto a tiempo para ver a Mi Capitán en el segundo escenario. Se trata de una banda formada por miembros de Egon Soda, Standstill y Love of Lesbian que se estrenaban en un festival. Muy buen sonido sobre el escenario el de estos chicos a los que seguiremos de cerca.

Los Enemigos  aparecieron en el escenario principal, recibidos con entusiasmo por el sector más veterano del público. Es una de las bandas clásicas (llevan ene esto desde 1985) y que aun así se dejaran ver por más de un festival este verano. Su concierto hizo vibrar y recordar a los más rockeros que había por allí, con sus clásicos “Cementerio de elefantes” y “Señora”

Turno ahora en el escenario principal de Corizonas con su look inconfundible, largas barbas, melenas al viento y camisas de cuadros vs americanas. No tardaron de meterse al público en el bolsillo aun antes de interpretar su “I Wanna Believe”

El Puchero del Hortelano les siguió en el escenario. Era la primera vez que veíamos a este grupo granadino formado en 1998 y con muchas tablas en los escenarios por tanto. Concierto serio y a la vez divertido en su gira de despedida de los escenarios.

Tras ellos de nuevo en el escenario Desperados llegó el turno del concierto más movido y loco del Festival, el de La Pegatina. Desde el principio salieron a por todas e hicieron hizo bailar, saltar y empujarse a todo el mundo con temas como su mítico “Mari Carmen”. Sansito se unió a la fiesta y navegó sobre una barca hinchable sobre el público, aunque naufragase un par de veces…

Y por fin La M.O.D.A. Éramos muchos los que tuvimos que esperar a las 3:20 del último día de festival para poder ver a estos burgaleses que poco a poco y con una música diferente e innovadora se está haciendo un hueco entre los grandes en los escenarios de los principales festivales. Justo antes de su actuación la lluvia hizo acto de presencia por primera y única vez en el festival aunque no duró mucho. La Maravillosa Orquesta del Alcohol presentó en directo “la Primavera del Invierno” junto con los temas principales de “¿Quién nos va a salvar?” donde no faltó Nómadas.

Lo bueno del festival:

  • Recinto adecuado para el festival sin problemas ni colas para acceder a los baños y con multitud de puestos para elegir comida de todo tipo. Mesas y sillas a disposición de los usuarios para comer tranquilamente.

  • Puntualidad en todos los conciertos y horarios claros y marcados en diversas zonas del recinto.

  • Sansito. Parece una tontería pero la mascota del festival da mucho juego en todo momento. Junto al público como sobre el escenario

Por mejorar:

  • Horarios simultáneos en los dos escenarios que imposibilitan ver a todos los grupos del cartel y muchas veces te hacen elegir entre “papá o mamá”

  • El sonido del escenario principal en ocasiones se “come” al del escenario más pequeño.

  • El festival tiene conciertos de día que en nuestra opinión se pueden potenciar y mejorar para atraer a mucha más gente.

En resumen, SanSan Festival ha crecido mucho de una edición a otra demostrando que ha llegado para quedarse.

 

Sin duda nos veremos en el #SanSan2016







Buscar en nuestra base de datos


ÚLTIMAS PUBLICACIONES









El vídeo de la semana