El Gigante camina con paso firme.

 E.A.A.09/09/2015 Gigante

A las 18:30 horas del viernes 4 de septiembre las puertas del Estadio Fuente de la Niña de Guadalajara se abrieron para dar entrada a los primeros asistentes a la segunda edición del Festival Gigante que ya esperaban ansiosos.

Este festival se celebra en un recinto deportivo al aire libre dividido en 2 áreas; la más grande abarcando todo el anillo de la pista de atletismo del recinto, con el escenario principal denominado “Escenario Gigante” y una secundaria con el escenario más pequeño o “Escenario Guadalajara” situada en la parte trasera del escenario principal.

Chivo Chivato inauguraba el festival en el Escenario Guadalajara y Juan Zelada hacía lo propio en el escenario Gigante 15 minutos después aún con muy poca gente sobre la alfombra de césped que cubre todo el recinto. Gracias a esto eran muchos los que aprovechaban para ver estos primeros conciertos sentados o tumbados relajadamente sobre la hierba.


Chivo Chivato


Juan Zelada

Tras Zelada, Jero Romero se subió al escenario Gigante para un concierto de los suyos: elegante, eléctrico y mágico. Tal vez tardó algo en conectar con el público que seguía relajado y que poco a poco aumentaba de número. Pero mientras avanzaba el concierto el numero de fieles se incrementaba y todos acabaron coreando temas como “Devolverte” o “Correcto”, en el que parece que puede haber sido el último concierto de los chicos de Jero juntos en bastante tiempo.


Jero Romero

Luego nos fuimos a ver a Analogic que presentaban en el Gigante su “Instinto Animal”. Los murcianos Andrés, Alberto, Julio y Juan dejaron un directo con canciones llenas de intensidad para un concierto en el escenario pequeño aún en familia.
Continúan utilizando sintetizadores en lugar de bajos y nos parece que han acertado al dejar el inglés para poner letra a sus temas. Con el paso al español van a llegar a mucha más gente.

Analogic

Nos acercamos después a ver a Lichis en el principal pero no estuvimos mucho. Lichis no nos apasiona, no transmite ninguna emoción y parece como si estuviese en el escenario por cumplir mientras su cabeza y sus ganas de estar en alguna parte estuviesen lejos del escenario. Volvimos al otro escenario que empezaba uno de los grupos que no nos queríamos perder.

Lichis

Agradeciéndonos por “elegir la psicodelia esta noche amigosRufus T. Firefly empezaba su concierto en el escenario Guadalajara con mucha más gente que sus predecesores sobre la hierba.
Sin duda una de las sensaciones y uno de los grupos emergentes con más futuro del panorama nacional. No faltaron temas como “Nueve” o “El problemático Winston Smith” en un concierto serio que demuestra la madurez que están cogiendo estos chicos y chicas.

Rufus T.Firefly

Otra vez cambio de escenario, y de palo musical, para ver aCorizonas, cuya actuación atrajo a bastante gente. Siempre con su look inconfundible de melenas, camisas de cuadros y mucho pelo, Javi, el alma mater de la banda, unificó con micro y guitarra a grupo y público, y esa mezcla coreó durante una hora larga los temas que hicieron famosos a esta banda, “Piangi con me”, “Hey, hey, Hey” y por supuesto “I wanna Believe”

Corizonas

Las 23:30 estaba marcada en rojo en nuestro horario ya que teníamos muchas ganas de ver a Pasajero y no nos defraudó. Enfundado siempre en su sudadera y con la capucha puesta casi toda su actuación hizo un concierto serio, eléctrico y con mucha fuerza para hacernos mover, saltar y bailar a los muchos que nos encontrábamos enfrente del escenario pequeño. Son con temas como “Intocables”, “Borro mi Nombre” o “Parque de Atracciones” los que nos marcan que el futuro de Pasajero es muy prometedor.

Pasajero

Minutos de después Varry Brava saltaba al escenario con una declaración de intenciones diferente.Arriva, 16 horas de juego y 4 litros de bebida energética” (título del último trabajo de este grupo murciano) ya nos da una pista de cómo será su actuación. Estos chicos son éxito seguro en cualquier festival ya que no es lo mismo sólo escucharlos que verlos en directo y es en esta faceta donde lo dan todo. Una fiesta más que un concierto.
Entretenido, divertido y muy bailable que finalizaron como no podía ser de otra manera con su ya casi himno “No Gires”.

Varry Brava

Tras Varry, nuestra noche acabó más relajadamente viendo el final de la actuación de L.A. en el Escenario Gigante.
From The City To The Ocean Side”, es el título de su último trabajo y con el que esta banda sigue abriéndose camino en el mundo de la música con un sello y un estilo propios que les han llevado por muchos festivales este verano. Maestría y clase sobre el escenario para cerrar una jornada intensa y en la que no pudimos permitirnos ni un descanso.

Sábado 5

La mañana prometía y nos la perdimos por problemas con el transporte público ya que no dormíamos en Guadalajara :(

Los Nastys, The Noises y Correos protagonizaron la nueva iniciativa de este año del festival para acercar el Gigante aún más a Guadalajara para lo cual la organización colocó un escenario en la plaza Mayor de carácter gratuito para que todo el que quisiera se acercase a conocer una muestra de lo que se pueden encontrar en el festival.

Por suerte a las actuaciones de la tarde sí que llegamos.

Ángel Stanich empezaba la jornada en el Escenario Gigante sin disimular mucho su disgusto por la hora que le había tocado. Nuevamente no mucha gente sobre la hierba del Fuente de la Niña para empezar las actuaciones del día.
Nosotros le conocíamos nos encantó y los nuevos oyentes fliparon y se quedaron engañados a su peculiar voz y a un sonido lleno de guitarras. Durante su actuación invitó al escenario a tocar los teclados en su tema “Carbura” Javi del grupo Idealipsticks que tocaba en casa.

Angel Stanich

Aún era de día en Guadalajara cuando tras Staninch le tocaba el turno a nuestro grupo fetiche en este 2015, Full.
Cada muesca en sus guitarras en forma de concierto hacen de Full una banda más madura y seria sobre el escenario. Estamos todos a la espera de su confirmación en forma de nuevo álbum (sin fecha aún) y del cual presentaron un tema sobre el escenario Gigante el pasado sábado.

Full

Tras Full aprovechamos para ir a cenar dado que la noche anterior no pudimos al no parar ningún momento.
Sólo 5 puestos que servían comida para los 15.000 asistentes que acudimos los dos días de festival. Seguramente algo escaso ya que se formaron largas colas en muchos momentos cuando caía la noche.

Los que empezábamos a conocer la música en los 90 recordamos a Dover como una de las bandas de nuestra infancia/adolescencia. Personalmente nunca la había visto en directo y ahora que han vuelto al sonido de sus orígenes me apetecía mucho verlos. Hace ya 20 años desde la publicación de su primer álbum “Sister” en 1995 y tras muchos bandazos musicales en 2015 están de gira presentando su último álbum “Complications” y lo hacen con muchos de aquellos de los temas que los hicieran famosos en los 90 como “Devil Came to me” o “Serenade”.


Dover

Mucha melena al viento y algún amago de pogo entre el público durante un concierto largo, algo confuso y aparentemente sin track-list definida que provocó retrasos en el resto de la noche del festival.

Los baños, las barras y los puestos de comida se llenaron tras la actuación de Dover. Todo el mundo quería estar preparado para no perderse nada a partir de ese momento porque se acercaban los platos fuertes de la noche (y del festival).

Dorian hacían su aparición en el escenario principal pasadas las 22:30. Marc, Belly y los suyos siguen (y seguimos) disfrutando de su gira “Diez años y un día” en la que presentan su disco de nombre homónimo repasando toda su trayectoria musical acompañados de un terceto de cuerda para dar un toque melódico a alguno de sus temas.
Pero para nada es sólo melódico su show y saben mezclar muy bien estos temas más relajados con sus temas más movidos que hacen cantar, saltar y bailar a todos sus fieles y disfrutar de Dorian durante más de 80 minutos convirtiéndolo en un concierto que se pasa volando y te deja con ganas de más.

Dorian

Y llegó el momento.
No había dudas de que los más esperados sobre el escenario Gigante eran Vetusta Morla y así se demostró con la cantidad de gente que aguardaba impaciente cuando, pasada la medianoche, Pucho y los suyos salieron al escenario a interpretar su “Deriva” que en tantos festivales se puede ver este año.
Una de las cosas que diferencia a Vetusta de otros muchos es que lo hagan ante 80.000 personas como en Colombia hace 2 semanas o ante los (más/menos) 8.000 que éramos en Guadalajara el pasado sábado siempre ponen sobre el escenario la misma intensidad, energía y ganas en todos sus temas.
Desde “La Deriva” hasta “Los días raros” un total de 19 temas interpretados casi sin pausa, rebosantes de calidad y una vez más acompañados de una iluminación espectacular que marcó la diferencia en el Gigante.

Vetusta Morla

Y finalizamos el gigante de una forma tranquila viendo a Neuman en el Escenario Gigante. Con ya mucha menos gente en el recinto pudimos disfrutar con más espacio y más tranquilos de temas como “Turn it”. Gran voz y calidad a la guitarra que puede que no se merezca un horario tan tardío en el cartel, pero no caben tantos y todos los del cartel a las mejores horas.

Neuman

En definitiva, el Gigante es un festival joven, con sólo 2 ediciones pero muy buenos carteles en ambas. Cómodo para público y artistas y que como todo lo nuevo tiene sus cosas que pulir y mejorar lo que seguro hacen para futuras ediciones.
Por relación calidad precio definitivamente merece la pena (y mucho) acercarse a Guadalajara el primer fin de semana de septiembre.

Nos vemos en el #festivalGigante2016














Fotos: indies.es







Buscar en nuestra base de datos


ÚLTIMAS PUBLICACIONES









El vídeo de la semana